PRODUCTOS




ENCHAPADOS


¿Qué es?


Es un tablero aglomerado o MDF recubierto por ambas caras con chapas de maderas naturales, provenientes de bosques certificados, seleccionadas y perfectamente unidas entre sí. Presenta las ventajas propias de los productos industriales: grandes dimensiones, variedad de especies, superficies finamente pulidas y libres de imperfecciones, fáciles de teñir y barnizar.

¿Cuáles son sus usos más frecuentes?


Generalmente están orientados a muebles de hogar, oficina, instalaciones comerciales y revestimientos decorativos, incluidas puertas de closet, baño y cocina.

¿Cómo obtener las mejores terminaciones?

Enchapado de cantos:
Lije los cantos y elimine el excedente de polvo. Aplique adhesivo en el canto y en la chapa. Una vez seco al tacto, aplique la chapa sobre el canto del tablero.
Asegure la chapa por medio de presión, la que a su vez le permitirá eliminar el excedente de aire. Elimine el sobrante de chapa cuidando siempre mantener el sentido de la veta. Luego lije.

Lijado:
Fundamental para un acabado óptimo. Si bien el proceso de producción de los enchapados contempla el lijado de terminación, se recomienda lijar antes de aplicar la terminación, con una lija grano 220, de forma longitudinal y paralela a la veta de la madera. Si se requiere una terminación muy fina se puede aplicar un último lijado con grano más fino antes de aplicar el sellador. El grano de la última lija dependerá del tipo de barniz que se utilizará y la terminación requerida.

Teñido:
El uso de tientes pigmentados (previos al sellador), es una buena alternativa para igualar pequeñas diferencias de tonos en la madera, y además permite acentuar la veta de ésta, como también alterar su tono, ajustándolo a los requerimientos del cliente.

Sellado de la madera:
Impermeabiliza la superficie del tablero. Se aplica en una o varias manos dependiendo de las características del producto y del acabado requerido. Cada mano de sellador se debe lijar cuidadosamente para eliminar las fibras que se hayan levantado. Un buen sellado permite lograr un brillo parejo al aplicar lacas de terminación.

Terminación:
La laca de terminación le da al mueble la adecuada apariencia final, así como también resistencia y durabilidad a la superficie. El producto de terminación debe ser químicamente compatible con el sellador, para garantizar así, las características del acabado en el tiempo.

Especies:
Cedro, Cedrillo, Cerejeira, Guatambú, Paraíso, Pino Elliotis.

Espesores:
16 mm y 19 mm

Medidas:
260 x 183 / 275 x 183 / 282 x 183